Ventajas de practicar yoga durante el embarazo

Autor

Categorias

Compartir

El yoga durante el embarazo no sólo no es un ejercicio malo sino que también puede ser beneficioso para la mujer, que tendrá una mejor salud física y psicológica durante el embarazo por medio de la práctica del yoga que no supone ningún riesgo.

Existen muchas clases de yoga prenatales especiales para embarazadas que ayudan a la mujer a mantener y mejorar su flexibilidad así como mantener flexibles también las articulaciones. Es una práctica muy buena para relajarse y sentirse bien consigo misma además de para favorecer la circulación. Las técnicas que se utilizan especialmente para mujeres embarazadas no sólo le ayudan a mantener un nivel físico y psicológico adecuado, liderándolas de tensiones y ansiedad, sino que también le ayudarán a empezar a tener más control durante el parto.

Las recomendaciones que podemos hacer es que se haga yoga monitorizada por un especialista y especialmente en clases adaptadas a embarazadas, dejando de lado a partir del segundo trimestre las posturas en que haya que acostarse sobre la espalda y evitando estirarse más de lo necesario, en el primer trimestre es recomendable no hacer ninguna actividad nueva incluida el yoga a no ser que ya lo hayas practicado con anterioridad.  Es necesario llevar ropa cómoda y holgada y evitar comer dos horas antes de ir a yoga, así como acudir a clases de yoga entre 2-3 veces a la semana.

Alguna de las ventajas del yoga antes del embarazo son: favorece el sueño, evita estrés y ansiedad, fortalece la columna, mejora la flexibilidad y agilidad muscular, aumenta la elasticidad, fortalece la columna, mejora la circulación y muchas más.

El yoga es una práctica muy recomendada y favorecedora para las mujeres durante el embarazo, por lo que se aconseja su realización a partir de los tres meses de embarazo.

Compartir