Inicio Embarazo Tatuajes y piercings durante el embarazo

Tatuajes y piercings durante el embarazo

0
211

Tal vez estés pensando en hacerte un tatuaje o un piercings estando embarazada. Cada centro tiene un criterio u otro para llevarlos a cabo en mujeres que están esperando un hijo. No obstante, es oportuno que tengas en cuenta las siguientes consideraciones para realizarte un tatuaje o piercings si estás esperando un hijo.:

-Existen centros y hospitales que no te pondrán la anestesia epidural si llevas un tatuaje en la zona destinada a la inyección de la anestesia. Si este es el lugar donde tenías pensado hacerte tu tatuaje, pregunta antes en el centro donde tienes previsto dar a luz sobre la política que siguen en madres que tienen un tatuaje en esa zona.

– Es menos probable que el feto corra algún riesgo si esperas al segundo trimestre para hacértelo. Durante el primer trimestre, al bebé le resultaría imposible hacer frente algún tipo de agente patógeno que haya podido pasar desapercibido en el caso de la madre.

 

-El bebé podría ser infectado de algunas patologías que pudiera contraer la madre por la realización del tatuaje o el piercings, tales como la hepatitis.

 

-No te preocupes por la apariencia física del tatuaje una vez finalizado el embarazo. La mayoría de las mujeres se sienten preocupadas pensando si el tatuaje quedará deformado, si se llenará de estrías o si perderá color. Mantenlo hidratado con frecuencia y una vez finalizado el período de gestación seguirá siendo el mismo de siempre.

 

-Avisa en todo momento al tatuador de que estás embarazada. Solicita una manera de contactar con él en el caso de que ocurra cualquier imprevisto.

 

-En el caso de querer realizarte un piercings en el ombligo, es recomendable esperar hasta finalizar el embarazo, porque en ocasiones el ombligo sale hacia fuera.

 

-La incisión donde estaba situado el piercings puede rasgarse al estirarse excesivamente la piel, provocando un intenso dolor y la necesidad de cicatrización.

 

-Si ya tuvieras un piercings en el ombligo sustitutuelo por un hilo o cuerda durante el tiempo que dure el embarazo para evitar que se cierre el agujero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…