Muchos padres desconocen el significado del síndrome SMS o muerte súbita, si sus hijos tienen  riesgo de padecerla y cómo pueden evitarla.

El síndrome de muerte súbita consiste en la muerte fortuita e inesperada de un lactante menor de un año. Es un síndrome poco usual, puesto que se da  en 1 o 2 de cada 1000 bebés. La etapa de mayor riesgo comprende los cinco primeros meses de vida del bebé.

 

Los factores de riesgo suelen ser:

 

  • Dormir boca abajo.
  • Que la madre haya fumado  durante el embarazo o que el bebé haya sido expuesto al humo después del nacimiento.
  • Abrigar excesivamente al bebé mientras duerme o si tiene fiebre.
  • El haber nacido prematuramente.
  • No haber recibido la adecuada atención prenatal

Estos factores no significan que los bebés vayan a presentar el síndrome, pero sí que tienen más riesgo que otros.

Conocidos por tanto, los principales factores de riesgo, podemos llevar a cabo acciones para prevenir la aparición de tan desagradable situación.

Por todo ello debemos:

No dormirlo boca abajo. Los investigadores opinan que dormir boca abajo supone un riesgo por la dificultad para el bebé de respirar mientras su pecho es presionado contra el colchón. Además, la extensión del cuello, puede afectar a la fluidez de sangre al cerebro. Otros investigadores opinan que el dormir boca arriba, también puede suponer un riesgo si el niño vomita y se traga su propio vómito, obstruyendo las vías respiratorias, por lo que al parecer, lo mejor es intentar el bebé duerma en posición ladeada.

Ofrecer el cuidado prenatal adecuado. Las estadísticas demuestran que el 20% de los bebés que murieron a causa del síndrome de muerte súbita nacieron prematuramente, es fundamental que la futura madre haga todo lo posible para lograr que su embarazo llegue a término.

No fumar. La futura madre no debe fumar ni exponerse pasivamente al humo, para evitar que se dupliquen los riesgos de presentar el síndrome.

Darl el pecho. La leche materna reduce los riesgos de que el bebé desarrolle el síndrome

Verificar el colchón. Los bebés no sean acostados sobre sábanas gruesas, o en colchones blandos.

No arropar excesivamente al bebé es importante mantener fresca la temperatura en la habitación donde habitualmente duerme el bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here