Es de vital importancia para las gestantes que posean un estricto cuidado de su salud, pues es en este período que hacen debut varias enfermedades, las cuales en su mayoría quedan para siempre. Como también podemos decir que según sea el cuidado de la salud personal de la embarazada, así será el del bebé al nacer, pues recordemos que los dos están estrechamente relacionados.

La eliminación de los malos hábitos es de fundamental importancia, pues estos son la fundamental causa de un nacimiento prematuro o de problemas cardiacos y otras patologías que pueden presentarse en el bebé después de nacer.

Algo fundamental durante el embarazo es el cuidado de la dieta, recuerda que te alimentas tú y a la ves estas alimentando a tu criatura, por lo que es muy importante que tus hábitos alimenticios sean los mejores. Las comidas todas a sus horas, con meriendas incluidas, eleva el consumo de agua y de leche. Es muy común que durante el embarazo el apetito desaparezca, pero hay que hacer un gran esfuerzo, ya que de esta alimentación depende el peso del bebé al nacer. Las dietas, fundamentalmente ricas en calorías, hierro y calcio. El consumo de vegetales, frutas y sobre todo los productos lácteos, preferentemente naturales.

El abandono total del tabaco y del alcohol, son de vital importancia, como también evita el ambiente de fumadores, pues te conviertes en fumadora pasiva y le das ese servicio a tu criatura también. La vida durante el embarazo debe ser lo más tranquila posible, evita los lugares que antes eran normales, pues se convierten en sitios hostiles para tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…