Una de las molestias que se pueden producir en la mujer durante el embarazo son las piernas cansadas, y es que es una complicación muy frecuente, sobre todo a partir del tercer trimestre de embarazo.

Hacia el final del embarazo hay mayor volumen de útero, mayor peso que se suma a la disminución de vasos sanguíneos, y todo ello da lugar a sensación de fatiga, cansancio de piernas, retención de líquidos y otras molestias.

Puede ayudar a evitar en parte esto con una buena alimentación, beber mucha agua y líquidos y algunos trucos o remedios interesantes.

Puede ayudar tumbarse por lo menos una vez durante el día, se debe descansar al menos un cuarto de hora cada vez a lo largo del día. También es bueno acostarse sobre el lado izquierdo al dormir. Se puede dormir o descansar por las piernas ligeramente levantadas. Es recomendable usar calcetines o medias especiales.

En momentos de calor se debe evitar la exposición al sol, ya que al recibir calor en las piernas la mujer puede sentirse más cansada.

Es bueno hacer ejercicio, ya que favorece la circulación sanguínea, además es muy sano y ayudará en otros aspectos del embarazo.

También puede ayudar el uso de cremas y geles específicos para las piernas cansadas. Con estas cremas o geles se puede hacer un masaje relajante en las piernas y así ayudar a aliviar las sensaciones de fatiga y molestias, así como ayudará a favorecer la circulación.

Con estos sencillos consejos es más fácil evitar o aliviar las piernas cansadas, así que buena alimentación, muchos líquidos, ejercicio y buen descanso serán las principales bazas contra las piernas cansadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here