Es común que durante el último trimestre de gestación los pies y piernas de la futura madre comiencen a hincharse.

Si ves que esto te sucede, evita que sea un sufrimiento considerando ciertas recomendaciones.

De inicio, evita añadir mucha sal a tus comidas, pues el consumo excesivo de sodio provoca que tu cuerpo retenga líquidos y se inflame. Al mismo tiempo, busca la manera de ejercitarte caminando 20 minutos diario y después del baño aplicarte alguna crema con árnica ya que esta ayuda activando la circulación y desinflamando los tejidos rápidamente dándote una sensación de descanso.

No permanezcas mucho tiempo de pie, y si planeas salir, usa zapatos cómodos que de preferencia no tengan tacón muy alto, pues de lo contrario cansaras más rápido tus pies, piernas y espalda. Algo muy importante y además ayudara a que puedas descansar es tomar un baño de pies con agua caliente añadiendo  sales marinas y algo de menta con romero, ya que estas plantas ayudan a mejorar la circulación y las sales a deshinchar los pies.

Otra sugerencia es descansar recostando, con los pies un poco elevados, para mejorar la circulación.

El objetivo final de estos tips es que tengas un embarazo con final feliz, pero a la vez que te consientas con pequeños descansos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here