Un nuevo estudio indica que las mujeres que dan a luz bebés de bajo peso al nacer tienen casi el doble de riesgos de desarrollar una enfermedad cardiaca isquémica, que afecta al flujo de sangre al corazón.

Esto parece ser debido a que estos embarazos podrían dar lugar a cambios cardiovasculares a largo plazo que dan lugar a riesgos de enfermedades cardíacas en la madre, así lo indican en su estudio unos investigadores de la Rama Médica de la Universidad de Texas.

Para llegar a esta conclusión, se analizaron datos de más de 6600 mujeres que participaron en la encuesta nacional de examen de salud y nutrición de Estados Unidos entre 1999 y 2006. Esta enfermedad ocurrió en el 9,6% de las mujeres que dieron a luz un bebé pequeño para su edad gestacional, 2,5 kilos a las 37 semanas de gestación, mientras que en el resto de mujeres que dieron a un bebé de peso normal la tasa fue del 5,7% de mujeres.

Podemos ver que la diferencia es significativa, más del doble en mujeres que dan lugar a bebés pequeños en una fase de desarrollo normal. Además, se ha hallado que tener un bebé pequeño no sólo puede dar lugar a este problema del corazón sino que también puede dar lugar a mayores riesgos de diabetes a hipertensión. Todo esto incluso aún con antecedentes médicos familiares y factores de riesgo como fumar se mantiene esta tasa, por lo que queda patente que los bebés de bajo peso al nacer tienen relación con mayor riesgo de enfermedad cardíaca isquémica de sus madres, cuando hasta ahora se pensaba que esto era debido a factores ambientales, genéticos o mala salud.

Sabiendo esto una de las mejores ventajas es que se puede vigilar la salud de estas mujeres y así ayudar a que se pueda evitar esto en la medida de lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…