Los quistes de ovario y el embarazo

Autor

Categorias

Compartir

Se debe evitar cualquier tipo de intervención durante el embarazo, por eso el hecho de tener un quiste de ovario durante el embarazo es una preocupación importante para cualquier mujer.

Los quistes de ovario pueden desaparecer solos en la mayoría de los casos, así que hay que esperar a que desaparezcan pero por medio de un control y seguimiento supervisado, ya que pueden necesitar algún tipo de tratamiento en ocasiones.

Un quiste ovárico es algo que requiere de cirugía, pero en la medida de lo posible en el embarazo es evitarla.

Otra opción para los quistes de ovario en el embarazo es hacer la laparoscopia. Si se espera quedar embarazada, en caso de un quiste simple no hay que esperar nada antes de buscar el embarazo, en otro tipo de quistes hay que esperar al menos tres meses.

Aunque lo ideal es que si se detecta antes del embarazo se haga la cirugía, es uno de los aspectos a tener en cuenta si una mujer pretende quedarse embarazada.

Dependiendo de las circunstancia, se puede utilizar un tratamiento con hormonas para las mujeres que tienen quiste de ovario y quieren quedarse embarazadas, ya que en muchos casos es una circunstancia que puede dificultar las posibilidades de quedarse embarazada, aunque es cierto que varias mujeres se quedan embarazadas pese a esto. Lo ideal es esperar a tratarlo o que desaparezca antes de quedarse embarazada, aunque en todo caso lo mejor es consultar con un médico.

Los quistes de ovario no suelen presentar complicaciones y problemas en el embarazo, aunque deben ser controladas y vigiladas con frecuencia durante todo el proceso del embarazo. El médico hará un seguimiento exhaustivo en todo caso e indicará lo que hay que hacer en cada momento.

Compartir