Los medicamentos en el embarazo y sus peligros

Autor

Categorias

Compartir

Hay que tener presente que hay ciertos medicamentos que no se pueden tomar en el embarazo, y por eso las principales recomendaciones que se deben seguir con respecto a esto es que se siga el consejo y tratamiento del médico, siempre indicándole si existe algo que no se debe tomar, y que no se debe automedicar.

Por eso mismo, si antes de quedarte embarazada estabas tomando algún medicamento debes consultar con el médico para ver si aconseja seguir con él, abandonarlo o sustituirlo por otro más conveniente. Si planeas quedarte embarazada y tienes un tratamiento de largo plazo se debe consultar con el médico antes de quedarse embarazada.

Es muy importante saber que el primer mes del embarazo, y también el último o durante todo el embarazo, existe un peligro importante de perder el bebé por lo que hay que tomar las máximas precauciones. También existen riesgos de malformaciones o daños al bebé.

Es necesario saber que existen ciertos medicamentos prohibidos en el embarazo, aunque puedan formar parte de la vida normal, como las aspirinas. Parecen inofensivas y sin embargo pueden conllevar riesgos de pérdida del bebé.  También existen riesgos con tranquilizantes, protectores estomacales, diuréticos, tranquilizantes, antibióticos y anfetaminas. Existen varios medicamentos que no se recomiendan o se recomiendan en menos medida.

Las vitaminas prenatales son completamente seguras, aunque es mejor comentarlo con el médico. Medicamentos como los antipiréticos o paracetamol, antibióticos para infecciones son algunos de los medicamentos seguros en el embarazo.

En caso de duda, siempre se debe comentar con el médico.

Cualquier fármaco o medicamento que se tome en el embarazo debe ser aprobado o aconsejado por el médico, por lo que no se debe tomar nada sin consultar con él, incluso con fármacos aparentemente seguros.

Compartir