Está bien que el bebé use el chupete, que se acostumbre a él, y de hecho está bien que sea un elemento muy recurrido por los padres. El chupete es bueno para los bebés y, en cierto modo, un alivio para los padres, pero no siempre es bueno, en realidad no es bueno ni abusar de él ni su uso prolongado, hay que utilizarlo cuando se necesita y hasta que llega el momento en que no se debe utilizar, sin más.

bebe-con-chupete-rosa

La cuestión es que el chupete es bueno, hace que los bebés se relajen cuando tienen el chupete como acto reflejo mediante la succión. Hasta ahí todo bien, el bebé se siente mejor con el chupete en ciertos momentos. Pero la cosa es que si se utiliza de forma continuada se puede dar lugar a malformación en las fosas nasales y el paladar, lo que propicia en cierto modo que el bebé se encuentre más propenso a sufrir ciertas enfermedades como las obstrucciones nasales y la otitis, incluso con el paso del tiempo en un uso más continuado puede hacer que se complique la salida de los dientes, lo que hará que el bebé pueda necesitar ortodoncia en el futuro. El chupete hasta cierto punto, sin más.

¿Existen más razones para no abusar del chupete? Como en todo, el abuso acaba siendo malo, por lo que si se utiliza el chupete exclusivamente para que el bebé duerma mejor o concilie el sueño puede hacer que en el momento en que el bebé tenga que deshacerse de él no pueda dormir o tenga estrés por su falta. Lo mismo pasa si se utiliza el chupete para la relajación del bebé, que hace que después dependa de él para relajarse y además se sienta solo, porque lo mejor para relajarse es que se sienta querido y respaldado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…