Las mujeres diabéticas tienen hasta cuatro veces más riesgos de tener hijos con problemas congénitos si se las relaciona con mujeres no sanas. Es decir, los hijos de mujeres diabéticas tienen 4 veces más riesgos de tener problemas congénitas que los hijos de mujeres sanas. Esto mismo ha publicado la revista Diabetología.

mujeres diabeticas

Las posibilidades de tener bebé con cardiopatía congénita o espina bífida en mujeres sanas son de 19 de cada mil nacimientos, mientras que en mujeres diabéticas las probabilidades se multiplican al ser de 72 por cada mil nacimientos.

Los resultados parten de una investigación realizada por científicos de la Universidad británica de Newcastle tras haber analizado datos de 401105 embarazadas en Reino Unido entre los años 1996 y 2008, siendo 1677 las mujeres que parecían diabetes.

Ya que los científicos consideran que el mayor riesgo de defectos congénitos en bebés se debe a la inestabilidad de los niveles de azúcar en sangre antes de tener el bebé, se espera que las mujeres diabéticas que quieran tener un hijo estabilicen sus niveles de azúcar en sangre para llegar a unos valores por debajo del 6,1%. Además, los controles de niveles de glucosa antes del embarazo y los cuidados extra para esto pueden reducir las probabilidades de tener hijos con problemas congénitos.

Hay que tener en cuenta también que los defectos congénitos se suelen producir entre las 4 y las 6 semanas del embarazo, en las etapas más primarias, por lo que los cuidados preferiblemente deben venir antes del embarazo. Sin embargo, cualquier medida de control de la diabetes puede ayudar para evitar estos problemas, ya que los riesgos se incrementan en esta situación. Si una mujer se plantea quedarse embarazada y tiene diabetes debe tener en cuenta este aspecto antes de dar el paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here