Inicio Embarazo Las infusiones durante el embarazo

Las infusiones durante el embarazo

0
74

En ocasiones, ni si quiera las mujeres embarazadas se llegan a plantear si lo que toman es bueno o malo, sí lo hacen con alimentos potencialmente perjudiciales o con alimentos poco sanos. ¿Pero qué pasa con las infusiones?
Muchas personas suelen tomar infusiones a diario, son bebidas de buen sabor y con buenos efectos para la salud ¿qué pasa con las infusiones en el embarazo? Las infusiones tienen más efecto de lo que se llegan a plantear las personas, y esto también se nota especialmente durante el embarazo.

La mayoría de las infusiones son buenas para el embarazo, pero hay algunas que no son nada recomendables.

¿Qué infusiones son buenas durante el embarazo?

La mayoría de las infusiones que se utilizan en la cocina son seguras tanto como condimentos como en infusiones. El tomillo, el jengibre, la menta, la flor de azahar, etc, todos son buenos pero no se recomienda tomar en exceso.

El jengibre puede ayudar a combatir las náuseas iniciales del embarazo, ya se tome en infusión o de otra forma.

Otras infusiones que se pueden tomar, sin abusar, son el té verde o negro, la hierba mate, infusiones descafeinadas e incluso el propio café. Pero con moderación, una de estas infusiones al día es suficiente.

El té de hojas de frambuesa se recomienda para ayudar al parto, por lo que es conveniente que sólo se tome en las últimas semanas de embarazo.

¿Qué infusiones no son buenas durante el embarazo?

Algunas infusiones que no son buenas durante el embarazo son: el ruibarbo (no tomar nunca ya que podría dar lugar a abortos), el poleo menta, la manzanilla, el té de labrador, la hierba luisa, la flor de jamaica, el muérdago, la consuelda, la raíz de regaliz, la ortiga, mielenrama, salvia, hinojo, etc. No es que no son buenas, sino que no son seguras en el embarazo, ya que pueden estimular el útero y producir el aborto.

Existen también infusiones que se venden para embarazadas, son otra opción, aunque en algunos casos no están comprobadas por estudios clínicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…