Que empieces de nuevo a trabajar después de haber dado a luz, no significa que debas privar a tu hijo de los benéficos incuestionables de la lactancia natural.

Si bien, requiere que acostumbres a tu hijo días antes a tomar tu leche por el biberón, no será necesario que compres leche artificial.

El mejor mecanismo será el de utilizar un sacaleches, y tendrás que dedicar unos minutos a extraerte la leche de las tomas correspondientes. Deberás hacerlo también en el trabajo, para que tus pechos no vayan dejando de producir leche por la falta de succión.

Tendrás una neverita donde la guardarás sin miedo a que se deteriore. De esta manera, tendrás la leche para que la persona encargada  de ofrecérsela a tu bebé, pueda dársela al día siguiente. Es conveniente que le pongas una notita con la hora de extracción de cada botecito, y que lo cierres lo más hermético posible. Esta leche podrás utilizarla hasta en 24 horas, después, si no la has congelado, será mejor desecharla. Si la congelas, no habrá ningún problema, y  la persona que se encargará de ofrecerle el biberón al bebé puede ir descongelándola en el frigorífico la noche anterior a la toma.

Tal vez tu hijo no quiera tomar el biberón. Puede deberse a varios motivos; nota la diferencia de la tetina con el pezón, no se siente cómodo con la persona que le ofrece el biberón. Por todo ello, es necesario que al menos 15 días anteriores a la incorporación a tu trabajo planifiques este momento para que ambos podáis ir adaptándoos.

 

Fuera estrés.

 

El simple hecho de tener que reincorporarse al trabajo resulta un estrés, más aún si tienes que estar pendiente de extraerte la leche a cada cierto tiempo. Si esto te supone una angustia mayor. No lo dudes, y abandona la alimentación natural. Lo importante es que cuando llegues de nuevo a casa, lo hagas con la mayor de las ilusiones y energía y no irritable y ansiosa. Él te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…