La vitamina E puede ser peligrosa en el embarazo, sobre todo si se tiene una ingesta alta de vitamina E y suplementos con esta vitamina.

Es por esto que varios estudios demuestran que la vitamina E puede ser peligrosa para el embarazo en altas cantidades. Un estudio de un equipo holandés ha indicado que el exceso de estrés oxidativo puede dar lugar al desarrollo de defectos congénitos en el corazón, algo que puede suceder con niveles altos de vitamina E y A. Más de 150 IU de vitamina E en el embarazo podría dar a daños oxidativos, afectando a la salud de la embarazada y del bebé. No se recomiendan los suplementos de vitamina E en el embarazo, ya que con la dieta que se consume ya se toma la suficiente vitamina necesaria al día.

Además, se cree que la vitamina E podría afectar negativamente a la capacidad del sistema inmunológico de la madre, pudiendo llegar a percibir el feto como un invasor, alterando las funciones de la placenta y privando al feto de nutrientes, pudiendo dar lugar a enfermedad del bebé como asma o eccemas.

Sobre todo en las etapas tempranas del embarazo es cuando se producen mayores riesgos de que el bebé nazca con un defecto cardíaco, por lo que no se recomienda el consumo excesivo de esta vitamina.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que a la hora de buscar un embarazo se recomienda la vitamina E, de hecho se le ha llegado a llamar la vitamina de la fecundidad. Se ha comprobado que los efectos de los suplementos de vitamina E para buscar un embarazo tienen efectos positivos, ya que aumenta la movilidad de los espermatozoides así como su mayor porcentaje de espermatozoides normales o vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…