Espasmo del sollozo: es un cuadro que empieza con un aparente capricho o un llanto profundo, después de esta angustia la respiración se detiene de manera completa y momentánea. En estos casos los niños pierden el conocimiento por unos pocos segundos, llegando en algunos casos a un minuto. Suele aparecer desde que los pequeños tiene 6 meses hasta que alcanzan los 6 años de edad, aunque es más frecuente en los dos años, edad que coincide con la edad de los primeros caprichos.

Faringitis: como su nombre los indica, se trata de la inflamación de la faringe, puede ser causada por una infección viral o bacteriana. Para saber a ciencia cierta cual es origen de la faringitis los pediatras aconsejan hacer un hisopado de fauces o un cultivo bacteriano. Esta enfermedad se caracteriza por un fuerte dolor en la garganta y fiebre.

Fenilcetonuria: lamentablemente se trata de una enfermedad que no tiene cura y es irreversible. Pero no debes alarmarte, solo afecta a 1 de cada 15.678 recién nacidos. Es una de las enfermedades que se manifiestan al nacer y es la imposibilidad de metabolizar un aminoácido (fenilalanina) que es acumulado en el torrente de la sangre. Se trata de una sustancia toxica para el sistema nervioso central de los pequeños  y puede provocar diferentes grados en el retraso mental. Se puede llevar adelante un tratamiento en el que se eliminan los alimentos que tienen fenilalanina, de forma tal que cuando el pequeño crece su alimentación es vegetariana, sin ingerir lácteos ni ningún tipo de carne.

Fiebre: cuando hablamos de fiebre nos estamos refiriendo al aumento de la temperatura corporal, superando los 36 grados. Cuando supera los 37/37.8 se denomina febrícula. Si llega a superar los 38 es fiebre propiamente dicha. Mediante la fiebre se pueden manifestar diferentes enfermedades, desde las menos importantes a las más graves. Por esta razón, cuando tu pequeño aumente la temperatura tendrás que consultar con tu médico inmediatamente para descartar cualquier problema grave. A su vez, el te indicará cuales son los remedios mejores para ayudar a disminuir la fiebre, entre los más comunes se encuentran los antipiréticos, como el ibuprofeno y el paracetamol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here