Inicio Enfermedades La rubéola en las mujeres embarazadas y su peligro en el contagio

La rubéola en las mujeres embarazadas y su peligro en el contagio

0
18

A pesar de que la rubéola es una enfermedad menos contagiosa que el sarampión (hay quienes dicen que es un sarampión de tres días), es una infección vírica demasiado contagiosa, la cual produce síntomas leves que generalmente se presentan con dolor en las articulaciones y también con determinadas erupciones en la piel. A pesar de que muchos niños podrían no llegar a contagiarse de esta rubéola, en las mujeres embarazadas el caso cambia, ya que su infección podría ser fatal, provocándose casos como:

 

  • Aborto.
  • Un recién nacido muerto.
  • Un recién nacido con defectos congénitos.

 

Esto puede llegar a ocurrir cuando una mujer que se encuentra en estado de embarazo se ha llegado a contagiar en las primeras 16 semanas de gestación, siendo quizá la época más peligrosa entre la semana 8 y la 10. La rubéola suele presentarse de forma irregular en la primavera, aunque ello podría ocurrir cada seis a nueve años en países subdesarrollados.

La rubéola en las mujeres embarazadas y su peligro en el contagio

De manera general se han mencionado unas cuantas causas posibles para que la rubéola se llegue a presentar en un organismo cualquiera, siendo estas:

 

  • Por medio de un estornudo de una persona enferma con rubéola.
  • Al toser.
  • Tocar objetos o superficies contaminadas, como por ejemplo las manos de un infectado con rubéola, vasos o pañuelos.

 

A pesar de que no es muy frecuente, pero si una persona que no ha sido vacunada con rubéola vive con otra que en cambio sí tiene la vacuna, el nivel de contagio podría estar en el orden de un 90%. Cuando el virus ha llegado a ingresar a un cuerpo sano, este se vializa por medio de la sangre para atacar a los glóbulos blancos, mismos que posteriormente transmitiran la enfermedad hacia las vías respiratorias, la piel y cualquier otro órgano. Una persona que haya vencido a la rubéola no la volverá a adquirir nunca más, ya que su organismo a desarrollado una inmunidad contra el virus.

 

Si el virus llega a contagiar a un bebé antes de nacer, el mismo puede mantenerse residente en su organismo muchos meses después del parto, razón por la cual se le considera como contagioso durante un buen periodo de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Roncar en el embarazo se relaciona con presión arterial alta

Un estudio acaba de indicar que las mujeres que empiezan a roncar en el embarazo son las q…