Durante el embarazo has disfrutado preparando la ropita de tu bebé. Has encontrado ropa de todo tipo, y has seleccionado aquella que más te ha gustado, no obstante a la hora de seleccionar la ropa de tu bebé, debes tener en cuenta más que la simple vistosidad de la ropa.

  1. Debe estar fabricada en tejidos naturales, preferible algodón 100%, de colores claros, y suaves al tacto.
  2. Intenta evitar tejidos vaqueros y de fibras que pudieran  provocar reacciones alérgicas en el bebé o desencadenar una dermatitis atópica.
  3. Es imprescindible evitar cintas, colgantes y lanas que pudieran enrollarse en el cuello del bebé y hacerles daño, así como botones que pudieran marcarle la piel.
  4. No le pongas jamás imperdibles que pudieran abrirse y pinchar al bebé. No uses imperdibles con la cadenita para ponerle el chupete, es preferible que esté suelto aunque esté perdido la mayor parte del tiempo entre las sábanas. Incluso aquellos que dicen ser de seguridad deberías evitarlos.
  5. La ropa debe quedarle poco ajustada para permitirle moverse con libertad.
  6. Vístelo con la misma cantidad de ropa que te pondrías tú, adaptada a la temperatura.
  7. No le pongas a tus hijos cadenas ni pulseras que pudieran hacerle daño si se les enrollan en el cuello o si engancha su mano en algún lugar. Evita también los anillos, que podría tragarse.
  8. Elimina las etiquetas de todas las prendas. Algunas podrían picar y hacer sentir molesto al bebé.
  9. Evita prendas con gruesas costuras que le marquen la piel.
  10. Utiliza prendas que te ayuden a vestirlo con facilidad, que  estén lo más abiertas posibles.
  11. No uses prendas de cuello alto en recién nacidos si es que no están abiertas por detrás con botones, por la dificultad que entrañaría introducirle la cabeza. No obstante, los botones, al estar tumbado podrían molestarle. Es preferible evitar este tipo de prendas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí