Inicio Embarazo La hemofilia durante el embarazo y el parto

La hemofilia durante el embarazo y el parto

0
186

La enfermedad es una patología genética que va unida al cromosoma X. Consiste en la dificultad en la sangre para la coagulación correcta. Se caracteriza por la presencia de de hemorragias externas e internas debido a la deficiencia de la globulina antihemofílica.

Los principales síntomas de la hemofilia son:

 

-Sangrado interno de los músculos y articulaciones, en rodillas, tobillos y codos.

-Sangrado espontáneo sin motivos claros.

-Hematomas extensos.

-Sangrado abundante durante mucho tiempo en casos de extracción de una muela o sometimiento a cirugía.

-Hemorragias internas de carácter grave en órganos vitales a causa de traumatismos o golpes severos.

¿Cuál es la forma de transmisión?

De los tres tipos de hemofilia existentes, dos son de tipo hereditario gonosómico (ligadas al  cromosoma X), por lo que la prevalencia de esta enfermedad es mayor en varones. Las vía de transmisión son:

 

Padre hemofílico y madre sana no portadora.: Las hijas serán 100% sanas pero portadoras, y el 100% de los hijos varones serán sanos no portadores.

 

Padre hemofílico y madre sana portadora: El 50% de las hijas serán sanas portadoras y el otro 50% presentarán la enfermedad. En cuanto a los hijos varones, el 50% será hemofílico y el otro 50% serán sanos no portadores.

 

Padre sano y madre portadora sana: El 50% de las hijas serán sanas no portadoras y, el otro 50% serán sanas portadoras. En cuanto a los varones, el 50% serán hemofílicos y el 50% restante serán sanos no portadores.

 

En familias con algún miembro infectado es importante que la mujer que pretende quedarse embarazada detecte el riesgo de ser portadoras y tenga en cuenta el asesoramiento genético antes de que se produzca la gestación. Si la madre ya está portadora, puede hacerse las pruebas para el diagnóstico prenatal del bebé entre la 9ª y la 11ª semana.

El parto vaginal es totalmente normal aunque el bebé sea varón y haya riesgo de hemofilia. Después del parto se tomará una muestra de la sangre del cordón umbilical  para comprobar si el bebé tiene hemofilia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…