Hipotiroidismo en el embarazo

Autor

Categorias

Compartir

Existen cuestiones que afectan a las mujeres durante el embarazo, que pueden producirse en el embarazo o antes de él. Puede ser algo ya presente en la mujer antes de quedarse embarazada. Para las mujeres, es una tranquilidad si saber si tal circunstancia le va a afectar al embarazo o no. La tiroides en el embarazo puede ser una complicación importante si no se trata.

En el caso del hipotiroidismo, si la mujer sigue bien su tratamiento no tiene por qué pasar nada, es decir, que puede llevar el embarazo con normalidad.

El hipotiroidismo es una enfermedad que se produce en la mujer por deficiencia de yodo por el mal funcionamiento de la tiroides, y afecta al organismo provocando ciertas cuestiones a la mujer.

Puede dar lugar a un aborto espontáneo o malformación del feto, aunque eso no tiene por qué suceder si se sigue el tratamiento correctamente. Existen muchas mujeres con esta enfermedad que se quedan embarazadas y no pasa nada.

Esta enfermedad se suele tratar con una droga llamada levotroxina además de mantener un control médico. Esta droga se debe administrar durante el primer trimestre del embarazo.

Es necesario saber que los síntomas del hipotiroidismo son: bajo líbido, estreñimiento, piel seca, uñas quebradizas, pelo quebradizo, rigidez, dolor muscular, pulso débil, bocio, aumento de peso, cara hinchada, confusión y otras. Si se sospecha de hipotiroidismo en el embarazo hay que hacerse las pruebas para poder tratarse lo antes posible.

El hipotiroidismo puede afectar  ya que impiden que el óvulo fecundado prospere pudiendo dar lugar a un abordo, puede dar lugar a exceso de prolactina, infertilidad, hipertensión u otras complicaciones. Esto se puede evitar con el tratamiento y una vida sana y controlada.

Compartir

Artículo anteriorQué es la leche maternizada
Artículo siguienteEmbarazo y diabetes