En los bebés que aún no han empezado a caminar es poco frecuente que se hagan heridas abiertas. No obstante, puede ocurrir, por lo que es conveniente saber como actuar ante ellas:

 

  • Si la herida es superficial y  sangra poco, probablemente no reviste gravedad, por lo que únicamente deberás lavarte bien las manos con agua y jabón y a continuación,  y después lavar la herida sin frotar. Deja correr el agua sobre la herida e intenta no dejar restos de partículas en el interior de la misma.Coloca una tirita (existen tiritas especiales para niños, que son más resistentes al agua  y que además tienen motivos infantiles), y cámbiala a menudo para mantener la herida seca y limpia.
  • Si la herida es profunda y sangra de manera abundante presiona con una gasa limpia sobre la herida y eleva la zona de sangrado por encima del nivel del pecho para disminuir el flujo sanguíneo. Si la herida ha sido en algún lugar como los labios, colócale un hielo envuelto en una gasa.

 

¿Debo llevarlo al médico?

Debemos acudir con nuestro hijo al médico si:

 

-Se le ha clavado algún objeto. No intentes retirarlo.

-La herida tiene una profundidad mayor de 1cm o de 5mm si fuera en la cara.

-Han trascurrido 10 minutos y no para de sangrar.

– Se le ha quitado un trozo de piel

-La herida se produjo con un objeto oxidado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here