Evitar los calambres en el embarazo

Autor

Categorias

Compartir

En el embarazo se pueden producir muchas molestias y complicaciones, y los calambres en las piernas son una de estas molestias más comunes en el embarazo.

Estos calambres suelen molestar, despertar por la mañana y aparecer especialmente en el segundo o tercer trimestre de la gestación en la embarazada, sobre todo por la sobrecarga del trabajo en el sistema músculo-esquelético, por lo que se recomienda tomar precauciones entre las que se incluyen el potasio, por su función en los músculos, o el calcio, evitando el fósforo si se ha excedido. Puede deberse a la presión del útero sobre los vasos sanguíneos o al peso a mayores que se ha ganado, sea lo que sea se pueden tomar algunas precauciones para que no aparezcan con tanta frecuencia.

Lo primero que hay que hacer en caso de calambres es consultar con el médico para ver si se recomienda modificar la dieta o un suplemento. Además, se recomienda hacer ejercicios de elongación antes de dormir, y si se despierta con un calambre estirar el músculo. Se recomienda masajear las pantorrillas antes de acostarse.

La alimentación con potasio puede ayudar a prevenir los calambres, así que los plátanos son una opción interesante. También se puede tomar un vaso de leche antes de acostarse, por su cantidad de calcio. Es importante cuidar la alimentación, aunque se puede consultar con el médico.

No se debe cruzar las piernas mucho tiempo, ni permanecer de pie más de lo necesario durante tiempo prolongado.

Se recomienda caminar todos los días, evitar cansarse, darse un baño caliente antes de acostarse y realizar ejercicios con los músculos de las pantorrillas, todo ello para aliviar la existencia de calambres en las piernas, aunque a todo ello hay que sumar las recomendaciones anteriores.

Si se nota que las piernas están hinchadas o dolores constantes y fuertes se debe consultar con el médico.

Compartir