En la semana 8 del embarazo, el feto puede medir entre 1,5 y 2 centímetros. Ya se puede apreciar que tiene labio superior párpados, nariz y orejas. Los dedos empiezan a formarse, y la médula espinal se empieza a ver, como también empiezan a crecer vértebras y costillas. El embrión ya tiene 6 semanas de edad. El cuerpo empieza a alargarse, por lo que se ya podrán reconocer piernas y brazos, incluso el esqueleto, aunque su piel es transparente.

La placenta alimenta al bebé a través del cordón umbilical, con lo que se recibirá comida, agua y oxígeno, así como sustancias nocivas que la madre ingiera, así que hay que tener cuidado con lo que toman las madres.

El tamaño del útero va aumentando, aunque desde fuera sólo se notarán algunos cambios. Se pueden llegar a sentir molestias uterinas por esta causa.

Es necesario saber que cualquier hemorragia es anormal, se debe considerar como un signo de alarma y se debe consultar cuanto antes al ginecólogo.

Se puede llegar a hacer estudios como test bioquímicos o la biopsia coriónica, aunque generalmente se esperará unas semanas para estos test.

Hay que evitar, sobre todo a partir de esta semana 8 del embarazo, el alcohol, tabaco, drogas, medicamentos, y se debe reducir el café ya que se lo relaciona con interrupciones de embarazo en altas dosis. Deben extremarse las precauciones, evitar el contacto con sustancias químicas peligrosas, radiaciones y rayos x.

En esta semana 8 del embarazo se pueden apreciar muchos cambios, tanto para el bebé como por la madre, y eso que no hace mucho que empezó el embarazo. Aún estamos en el primer trimestre de embarazo, es época de cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…