Un embarazo gemelar consiste en la aparición de más de un feto en la cavidad amniótica, de manera que se trata de un embarazo múltiple. Se puede tratar entre gemelos dicigóticos (dos oocitos fecundados por dos espermatozoides) o fraternos (el cigoto se divide creando dos cigóticos idénticos, saliendo bebés idénticos en sexo, cabello, ojos y grupo sanguíneo y características físicas similares. Al ser un embarazo especial, se pueden notar más molestias que en otro tipo de embarazo.

Hay que tener un especial cuidado en este caso de embarazo gemelar, ya que se pueden presentar complicaciones como diabetes en el embarazo, problemas de crecimiento fetal, preclampsia, problemas en la placenta, incluso bebés prematuros. Sobre todo, lo que más suele suceder son los bebés prematuros en un alto porcentaje, aunque si no se adelantan demasiado no tienen por qué presentarse complicaciones.

Estas son algunas de las complicaciones que se pueden presentar en el embarazo gemelar, por eso mismo se deben extremar las precauciones, como un buen descanso, una buena alimentación y un control médico periódico.

Debe tener una dieta equilibrada, en que además  cuente con yodo, ácido fólico, omega 3, magnesio, cobalto, zinc, vitaminas, etc presentes en los alimentos de manera natural o recomendados por un médico.

En caso de que se descubra que se trata de un embarazo gemelar, en el último trimestre se debe hacer reposo relativo, sin deportes y control periódico, sin esfuerzos físicos como trabajo ni relaciones sexuales.

Un embarazo gemelar se puede detectar ya que el tamaño del útero puede ser más grande de lo que le correspondería en su etapa de gestación, aunque el diagnóstico se realiza con una ecografía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here