Existen termómetros para bebés, que se pueden comprar en las farmacias, y que te serán necesarios a lo largo de toda su infancia, ya que en muchas ocasiones es necesario controlar la temperatura y la fiebre del bebé antes de decidir qué hacer.

Existen varios tipos de termómetros:

  • De mercurio. Es el más exacto, el de toda la vida, aunque hace tiempo que no los recomiendan demasiado.
  • Digital. Es de los más comunes a día de hoy, aunque hay que decidir cuál comprar ya que alguno no es del todo exacto. Puedes pedir una recomendación al farmacéutico.
  • Rectal. Son para poner en el recto del bebé durante unos segundos con el fin de lograr la temperatura exacta.
  • De tira. Se ponen en la frente y cambia su color en función a la fiebre del bebé.
  • Para el oído. Basta con ponerlos en la oreja para recibir la temperatura.

Con estos termómetros, que se pueden comprar en una farmacia o en tiendas especializadas, se puede controlar la temperatura del bebé para saber si tiene fiebre o no, algo que es necesario para conocer infecciones, enfermedades o saber que el bebé está bien, también es necesario antes de decidir si llevarlo al médico.

Cada uno de estos termómetros satisfacen las necesidades de los padres y es cuestión de ellos elegir cuál quieren para su bebé, aunque pueden ser asesorados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…