La depresión post parto se trata generalmente de una depresión de moderada a intensa que sucede después de haber tenido al bebé y que puede surgir desde el momento del parto o hasta un año después, aunque suele suceder en los primeros tres meses tras el parto.

El-tratamiento-de-la-depresion-post-parto

Sin  pararnos demasiado en los síntomas y sus consecuencias, de lo que ya hemos hablado en otra ocasión, es necesario conseguir ayuda en caso de que la madre se encuentre en esta situación.

La primera ayuda es la de familiares, pareja y amigos, haciendo que otras personas puedan hacerse cargo de las tareas del hogar y las necesidades del bebé. No hay que temer a no ser perfecta o no dar a basto después del embarazo, es una situación complicada y se necesita ayuda para salir de ella. También es muy bueno descansar, cuanto más se descanse mejor, así que hay que dormir cuando el bebé duerma.

Puede ser bueno hablar con otras madres o formar parte de un grupo de apoyo a mujeres en la misma situación, pero lo más importante es no esconder los sentimientos, hablar ayudará mucho.

Se debe hacer un seguimiento durante por lo menos 6 meses, y es que se pueden requerir medicamentos o terapia (o ambas cosas). Hay medicamentos antidepresivos que también son buenos para lactantes. Generalmente suelen ser nortriptilina, sertralina o paroxetina. Hay que consultar qué hacer con la lactancia y los medicamentos para ver qué se debe hacer.

También se puede consultar con el médico en caso de que se requiera alguna terapia, sobre todo si alguno de los pensamientos se enfoca a hacerse daño a sí misma o al bebé.

Se puede salir de la depresión post parto sin tratamiento por medio de medicamentos, pero se tardará más y esto puede ser importante si se tiene miedo de hacer daño al bebé o a sí misma.

La depresión post parto puede durar unas semanas o unos meses, incluso puede llegar a años, siendo en ocasiones lo más indicado una terapia o intentar lo recomendado anteriormente, aunque será un especialista cuando indique lo más recomendado.

1 comentario

  1. Janette Juárez

    5 octubre, 2012 a 22:44

    Yo pasé por ésta situación y es muy importante que sea tratada, a mi no me la trataron a tiempo y la depresión se convirtió en ansiedad y sobreprotección de mi bebé y mi familia, eso desencadenó varias enfermedades más la más importante y que hace tres años me acaban de diagnosticar es fibromialgia, ya han pasado 8 años y aún siguen secuelas de esa horrible depresión. PIDAN AYUDA A TIEMPO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…