El rotavirus consiste en un virus que da lugar a infección gastrointestinal que puede causar vómitos, fiebre, diarrea. Suele ser causado por gastroenteritis aguda en bebés, niños pequeños o lactantes. El principal problema al que se enfrentan los más pequeños en este caso es a deshidratación, así que hay que tener cuidado con ello y acudir al pediatra en el momento en que se sospecha que se está en el caso.

rotavirusbebe

El rotavirus es un virus contagioso por medio de objetos y manos, también por las heces, por eso la mejor forma de prevenirlo es por medio de la higiene, también lo debe hacer quien lo cuida lavando las manos en todo momento. El tratamiento del rotavirus es sencillo, ya que sólo se administran soluciones de rehidratación oral, y es que no existe cura para el rotavirus. A veces requiere hospitalización.

Es importante ir al médico en el momento en que aparezcan síntomas del rotavirus. Suele comenzar con fiebre y vómitos, siendo a las 24-48 horas donde haya diarrea acuosa, un buen número de deposiciones que pueden durar hasta algo más de una semana. La fiebre suele ser moderada, aunque puede ser alta. La mayoría de las veces se producen vómitos pero durante no más de un día. Se suelen presentar los primeros síntomas al pasar los 2 días, por lo que puede contagiar a otras personas.

La primera infección es la más severa, aunque se puede dar más veces. Desde otoño a primavera es cuando más se suele dar el rotavirus, pero esto no quiere decir que no se pueda dar en cualquier momento. La mejor forma de combatirlo, como hemos dicho anteriormente, es la higiene, así que se deben adaptar buenos hábitos de higiene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here