El pilates es un ejercicio que, aunque puede hacer muchas personas, suelen hacer sobre todo las embarazadas utilizando el método Pilates, y sobre todo teniendo un buen profesional que oriente a las mujeres para conseguir los mejores beneficios de este deporte.

Alguna de las ventajas del método Pilates son que ayudan a aliviar los dolores de la madre mediante el ejercicio ayudándola también a mantener una buena postura y ser más conscientes del cambio del cuerpo de la mujer, sobre todo teniendo en cuenta el mayor peso que se consigue en el embarazo.

Según la etapa de la gestación de la mujer se debe realizar un programa de ejercicios u otro, consiguiendo los mejores beneficios.

El Pilates utiliza unos suaves estiramientos que permiten fortalecer el cuerpo y una mejor flexibilidad consiguiendo un mejor estado cardiovascular, tonificando y fortaleciendo los músculos de la mujer. Mediante el Pilates la mujer también empezará a conocer mejor su cuerpo y aprender a manejarlo mejor.

No sólo tiene estos beneficios sino que también mejora la respiración de la mujer, que le será muy útil después, mejorar el sueño y la concentración, liberar de tensión el cuerpo y fortaleciendo las extremidades, prevenir molestias musculo-esqueléticas, reducción de dolor de espalda o pelvis, entre muchas otras cosas.

Sin duda, en la embarazada el método Pilates es un deporte muy beneficioso, sobre todo si se empieza a hacer a partir de las primeras molestias, a partir de los 3 meses de gestación. Es bueno para que el bebé coja la mejor postura para nacer.

No se recomienda el método Pilates si se tiene alguna enfermedad del corazón, hipertensión,  trabajo de parto prematuro o alguna otra circunstancia que se debe consultar con el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…