El primer año de vida de un bebé puede resultar el más importante de su vida. Es también la etapa en la cual experimentará mayores cambios. Su cuerpo y su cerebro se desarrollarán rápidamente y aprenderá en este corto espacio de tiempo más de lo que podrá aprender el resto de su vida.

Nuestra labor como padres, durante esta primera etapa, será la de proporcionarle las oportunidades necesarias para que este crecimiento culmine de manera exitosa.

No podemos dividir exactamente cuales serán los hitos que consiga un bebé en cada uno de sus meses de vida, puesto que cada bebé podrá alcanzarlos en  unas u otra etapa. Es difícil determinar cuando el niño podrá sentarse por primera vez o cuando dirá su primera palabra. No obstante, sí podremos encuadrarlo en tramos por meses, que como venimos contando irá variando en función de las características y madurez de cada niño.

Cada una de las habilidades necesarias para su desarrollo irá apareciendo de forma paulatina con un ritmo personal, sin que ni siquiera seamos los padres quienes determinen  y modifiquen este avance. Tener un ritmo más rápido en su desarrollo evolutivo no determina  una mayor inteligencia en el bebé.

 

Desarrollo Sensoriomotor.

 

DOS PRIMEROS MESES.

  • Se queda observando un objeto, pero no lo busca si desaparece de su campo de visión
  • Coordina el movimiento de sus ojos.
  • Sus reflejos se hacen más eficientes.
  • Agarra un objeto si se le pone en la mano, aunque lo dejará caer posteriormente.
  • Busca o se dirige al pecho a pesar de no necesitar alimentarse.
  • Responde positivamente a la comodidad y satisfacción, y llora ante el dolor.

A LOS CUATRO MESES.

  • Enfoca su vista a distintos lugares.
  • Puede agarrar objetos pequeños entre sus dedos índice y pulgar.
  • Se lleva los objetos a la boca.
  • Mira al lugar donde cae un objeto.
  • Diferencia y se interesa por olores diferentes.
  • Se silencia al escuchar música.
  • Disfruta mientras juega en  el baño.
  • Levanta su cabeza cuando esta en la bañera.

A LOS SEIS MESES.

  • Extiende la mano para coger algún juguete que le interesa.
  • Murmulla, se arrulla o deja de llorar en respuesta a la música.
  • Le gusta jugar mientras come.
  • Desarrolla preferencias muy fuertes de gusto.
  • Utiliza un juguete para llegar a otro.

A LOS OCHO MESES.

  • Observa sus manos en diferentes posiciones y sosteniendo objetos.
  • Comienza a desarrollar la capacidad de agarrar las cosas con el índice y el pulgar a manera de pinza.
  • Puede coger una cuerda.
  • Aplaude y mueve sus manos.
  • Saborea las cosas.

A LOS DIEZ MESES.

  • Observa los objetos individuales y separados de los otros.
  • Carga dos pequeños objetos en una mano.
  • Abre cajones para explorar su contenido.
  • Le interesa encajar una cosa con otra.
  • Comprende mejor el lenguaje.

A LOS DOCE MESES.

  • Utiliza y alcanza objetos con su mano preferida.
  • Encaja una cosa con otra.
  • Construye una torre de dos o tres bloques después que ha observado una demostración.
  • Tiende a llevarse uno o dos objetos a la boca
  • Disfruta con el agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here