El agua en los bebés: cuándo dar agua a mi bebé y en qué cantidades

Autor

Categorias

Compartir

Los bebés recién nacidos no deben tomar agua, ya que entre el nacimiento y los 2 meses de edad los bebés toman el agua por medio de la leche materna o la leche que les alimenta. En esos momentos puede hasta ser peligroso dar de beber a los bebés, ya que puede dar lugar a hinchazones abdominales, regulación de la temperatura corporal o ataques.

Si se le sigue amamantando, el bebé no necesita beber agua entre los 3 y 6 meses, aunque se le puede ofrecer un poco de agua a pequeños sorbos. Pasada esta edad, se le debe dar de beber al bebé antes de utilizar el biberón, con una cantidad de entre 58 y 118 ml diarios. A partir del año, el bebé ya puede beber agua con normalidad.

Las cantidades de agua a consumir que se suelen recomendar son: hasta 150 mililitros en pequeños sorbos de 3 a 6 meses (no obligatorio si está lactando), sobre 100 mililitros a pequeños sorbos en vaso hasta el año, después del año y hasta los 6 años hasta 90 ml por kilo, con una media del litro al día e incluso más si hay un clima caluroso.

Cuanto más aumenta su dieta sólida más necesita hidratarse, y es que pasa de alimentarse de líquidos a otro tipo de dieta. Es muy importante que el bebé se encuentre correctamente hidratado, por lo que se le recomienda cuando va creciendo darle pequeñas cantidades de agua hasta que posteriormente se puedan ir introduciendo zumos también a la dieta.

Hay que tener en cuenta que el bebé, desde su nacimiento, recibe agua por medio de la lactancia, por lo que no quiere decir que no necesite agua sino que la recibe suficiente por medio de la lactancia materna.

Compartir