Cuidados del embarazo en el verano

Autor

Categorias

Compartir

El embarazo es una situación normal de la mujer que va a tener un hijo, sin embargo hay que extremar las precauciones en todos los aspectos, incluso el verano en que hay mucho calor y puede ofrecer más molestias en la mujer.

Si se va a salir a la calle, es mejor elegir horas de menos calor para salir, por la mañana o por la noche, evitando la luz directa del sol que se produce entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Si no es posible hacer esto, se pueden hacer pequeñas pausas a la sombra para no exponerse de todo al sol. Cada vez que se salga al sol se debe aplicar protector solar con una buena protección, ya que además la piel es más sensible en el embarazo.

Para aliviar la inflamación de las piernas es necesario hacer mucho movimiento, aunque también se deben hacer descansos. Evita la sal ya que produce hinchazón de piernas.

A la hora de vestirse, es necesario usar prendas con telas finas y transpirables. Son buena opción el algodón, el lino o la seda. Las prendas deben ser frescas y holgadas, cómodas.

Si tu cuerpo te lo pide ¿por qué no vas a refrescarte en la playa o con una ducha de agua fría? El calor cansa pero el fresco puede ayudarte. En casa mantén fresco el ambiente para no cansarte por el calor. Bebe mucha agua para sentirte mejor y no deshidratarte.

Los alimentos frescos y las ensaladas pueden ser muy sanos y ricos en esta época. Aprovecha para cuidar tu alimentación.

En el embarazo y en verano también puedes disfrutar lo que quieras. Puedes salir por la noche, para no exponerte al sol, ir a un concierto, hacer deporte en la playa, nadar, viajar y pasarlo bien.

Compartir