El cuarto de baño es el sitio donde nos aseamos todos los días e incluso donde se guardan diferentes tipos de productos como geles, tijeras, champús e incluso medicamentos. Por ello es importante que los padres no dejemos bajo ninguna circunstancia a nuestro bebé solo en el baño y procuremos estar los dos para evitar posibles incidentes. Debemos tener en cuenta que nuestro bebé tiene la piel más fina que nosotros, para poner un ejemplo podemos asegurar que podríamos provocarle una quemadura de tercer jerarquía con exponerlo tres segundos a un chorro de agua caliente a 60 grados.

Los electrodomésticos además pueden suponer un peligro para el, e incluso para nosotros; por eso es conveniente no utilizarlos en sitios húmedos ya que podriamos sufrir una electrocutación. Un modo de evitar este tipo de accidentes es fijar los enchufes con algún tipo de protector, en los centros comerciales puedes encontrar el más adecuado.

 

A continuación te indicamos algunas situaciones y como evitar los posibles riesgos:

– Hojas de afeitar, cortaduras y heridas; guardalas en un cajón parada y de difícil comunicación.

– Bebé solo en la bañera, ahogamiento; no le dejes solo ni tampoco con un hermano pequeño.

– Sanitarios y baldosines rotos, heridas y cortes; reparalos o sustituyelos.

– Medicamentos, intoxicación y envenenamiento; colocar en suspensión y cerrar con algo seguro como una cerradura.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here