A la hora de que los niños empiecen a gatear no es necesario que se les enseñe, basta que se deje para que lo hagan solos, puede jugarse con ellos y dejarlos en el suelo.

La edad a que empiezan a gatear los bebés es entre los 6 y los 11 meses, aunque todo va a depender de la criatura y diversas circunstancias, siendo al año y medio cuando los bebés ya han aprendido a caminar.  Es posible que algunos bebés lo hagan incluso antes.

Para desplazarse, el bebé empieza a gatear y es así como aprende a mantener el equilibrio, empezando a ponerse a cuatro patas, después se mueve hacia adelante y atrás fortaleciendo los músculos que más tarde le permitirán gatear.

También puede ser que el bebé empiece a moverse sentado por la casa, e incluso los hay que no pasan por la fase de gatear. Esto depende mucho de cada bebé y es un proceso satisfactorio que pasarán los padres con ilusión.

Cuando el bebé aprende a gatear quedará cada vez menos para que aprenda a andar, sólo le faltará la seguridad y la práctica que le van a llevar a esto. Mientras tanto los padres le animarán a gatear, jugarán con el bebé, le pondrán objetos que le guste fuera del alcance para que intenten ir a por ellos y le motivarán.

El gateo del bebé es el primer paso a que el bebé ande por sí mismo, es decir, se mueva solo por la casa, por lo que hay que tener en cuenta no tener a su alcance cosas que puedan ser peligrosas, reforzar la seguridad de la casa y no dejarle solo en caso de que sea necesario. El bebé no debe correr ningún peligro.

Si pasado un año el bebé no ha aprendido a gatear ni muestra signos de aprender ni desplazarse por sí de alguna forma, se debe consultar con el médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here