Inicio Embarazo Cómo realizar un masaje perineal

Cómo realizar un masaje perineal

0
133

Ya conocemos qué es un masaje perineal y cuáles son las ventajas. Ahora sólo basta saber cómo realizar el masaje perineal, sabiendo que se recomienda hacerlo desde la semana 34 del embarazo hasta el parto.

Se recomienda hacer masaje perineal diariamente y de 5 a 10 minutos. Los primeros momentos serán complicados, pero una vez que se adapte al masaje será más fácil y la mujer estará más preparada de cara al parto.

Es importante prepararse antes del masaje perineal, vaciar la vejiga, relajar los músculos pélvicos, adaptar una buena postura, contar con un aceite para el masaje y lavarse las manos.

Si el masaje lo va a hacer la propia embarazada, debe buscar una postura cómoda, como levantar una de las piernas y apoyarlas en el retrete o apoyarse en unos cojines sentada de espaldas y con ayuda de un espejo. Se debe mojar el dedo pulgar e índice hasta que se lubriquen con el aceite, aunque si lo hace otra persona debe mojar el dedo corazón e índice.

Sea quien sea quien lo haga, debe introducir los dedos lubricados de 2 a 4 centímetros de la vagina, presionar suavemente con firmeza hacia fuera como estirando y se desliza el masaje hasta el perineo (entre vagina y ano). Al llegar al punto bajo de la vagina se presiona hacia abajo suavemente hasta sentir sensación de quemazón, la que se sentirá en el parto. Mientras sigue esa sensación hay que aprender a relajarse y a concentrar la respiración. Se puede cambiar las direcciones del masaje las veces que se quiera hasta llegar a los 5 a 10 minutos.

En definitiva, introducir los dedos en la vagina de 2 a 4 centímetros hacia abajo y hacia los lados con delicadeza y firmeza, colocar los dedos en la entrada de vagina y realizar presión hasta que moleste, coger la zona entre el dedo pulgar y opuestos y realizar movimiento de un lado a otro para estirar el tejido. Después, con los dedos en la misma posición se realiza estiramientos de dentro a fuera durante 2 minutos puede ayudar a relajar la zona.

Es muy importante además que el masaje perineal se practique con regularidad, ya que una sola vez no sirve de mucho, y es que lo importante es crear más flexible y elástica la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…