La mejor  y más exacta manera de tomar la temperatura a su bebe es por la boca o por el recto con un termómetro digital. En niños menores de cuatro años tome la temperatura rectal. En un niño mayor, tome la temperatura por la boca.

  • No use un termómetro de mercurio. El mercurio es tóxico para el medio ambiente, por lo que debemos tratar de evitarlos. Además, resulta poco seguro introducir un termómetro de estas características en el ano o la boca del bebé.
  • Nunca deje al bebé solo mientras le toma la temperatura.
  • Asegúrese de usar el termómetro de manera correcta. Compruebe si se trata de un termómetro rectal o bucal.
  • Si usted le está tomando la temperatura rectal a su hijo, cubra la punta del termómetro con Vaselina e introdúzcalo un centímetro en el recto. Mantenga el termómetro  quieto en todo momento. Cuando el termómetro pite, sáquelo y verifique la lectura digital.
  • Si le está tomando la temperatura a su hijo por la boca, coloque la punta del termómetro debajo de la lengua y déjela ahí hasta que el termómetro suene. Quite el termómetro y verifique la lectura digital.
  • Después de terminar de usar el termómetro lávelo en agua fría y jabón.
  • Si no se siente segura de tomarle la temperatura en el recto o en la boca, por miedo a causarle algún daño al bebé, hágalo en la axila.

Tenga en cuenta que  no hay que tomar la temperatura después del baño o si ha estado muy abrigado. En  recién nacidos el exceso de abrigo puede elevar la temperatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here