Cómo abrigar al bebé

Autor

Categorias

Compartir

Lo importante, más que saber cómo abrigar al bebé, es que no se debe permitir que el bebé pase frío ni que esté muy abrigado, ya que todo le puede perjudicar. No tiene sentido abrigar al bebé de pies a cabeza de forma exagerada para que no pase frío.

En invierno,  la temperatura ambiente puede llegar a los 22 grados en la casa por lo que se le pueden poner bodys y camisetas de algodón. Si la temperatura es más baja se le puede poner un suéter, especialmente de lana. A la hora de salir, se deben elegir las primeras horas de la tarde o la mañana, utilizando un pelele acolchado por encima de la ropa, se puede tapar con una mantita si es necesario. Se recomienda un jersey, mantas y gorro de punto si hace frío. Si hace mucho frío se le puede poner un gorro de lana.

Puede dormir con una camiseta de algodón o body. En la siesta no se debe abrigar mucho al bebé.

Las primeras semanas, los bebés pueden requerir una manta de franela que no les tape la cara. Los más pequeños pueden tener trajes de algodón que se abrochan por la entrepierna.

Para que no pase frío, se le puede poner ropa encima de otra, prendas por encima de otras. No se deben tener los pies descalzos en caso de que haya frío, así que se pueden poner medias de algodón grueso.

No es conveniente comprar mucha ropa en sus primeros momentos, ya que los bebés crecen pronto y la ropa no les servirá. Lo importante de la ropa es que abrigue perfectamente al bebé, el bebé no pase ni frío ni demasiado calor, y que sea ropa cómoda, aunque si es bonita mucho mejor.

Compartir