Lo importante, más que saber cómo abrigar al bebé, es que no se debe permitir que el bebé pase frío ni que esté muy abrigado, ya que todo le puede perjudicar. No tiene sentido abrigar al bebé de pies a cabeza de forma exagerada para que no pase frío.

En invierno,  la temperatura ambiente puede llegar a los 22 grados en la casa por lo que se le pueden poner bodys y camisetas de algodón. Si la temperatura es más baja se le puede poner un suéter, especialmente de lana. A la hora de salir, se deben elegir las primeras horas de la tarde o la mañana, utilizando un pelele acolchado por encima de la ropa, se puede tapar con una mantita si es necesario. Se recomienda un jersey, mantas y gorro de punto si hace frío. Si hace mucho frío se le puede poner un gorro de lana.

Puede dormir con una camiseta de algodón o body. En la siesta no se debe abrigar mucho al bebé.

Las primeras semanas, los bebés pueden requerir una manta de franela que no les tape la cara. Los más pequeños pueden tener trajes de algodón que se abrochan por la entrepierna.

Para que no pase frío, se le puede poner ropa encima de otra, prendas por encima de otras. No se deben tener los pies descalzos en caso de que haya frío, así que se pueden poner medias de algodón grueso.

No es conveniente comprar mucha ropa en sus primeros momentos, ya que los bebés crecen pronto y la ropa no les servirá. Lo importante de la ropa es que abrigue perfectamente al bebé, el bebé no pase ni frío ni demasiado calor, y que sea ropa cómoda, aunque si es bonita mucho mejor.

4 comentarios

  1. Naturactivos

    25 abril, 2012 a 18:11

    Genial, me ha encantado el artículo. Creo que muchas madres primerizas lo agradecerán, seguro, porque nadie nace sabiendo 😉

  2. Miriam

    25 abril, 2012 a 22:31

    El mejor consejo que he recibido con respecto a la vestimenta de mi hija es el siguiente. Vistelo como tu te vestirías: si estas en invierno y TU TIENES FRÍO te abrigas pues lo mismo con el bebé. Y en verano si tienes calor, también él lo siente. Yo me he visto en pleno verano y con el bebé “revestido” por miedo a que pase frío. Que todavía tenemos dudas¡ Siempre podemos tocarle el cuellito, si está sudado es que está demasiado abrigado. Y si tiene las manos o pies fríos es indicio de frío.
    Yo desmentiría así el tópico de las vecinas, abuelas… De que los bebés siempre tienen frío y que beben estar siempre muy abrigados.

  3. Celeste

    27 abril, 2012 a 05:04

    Interesantísimo este artículo, este es un tema que siempre me provoca dudas: es demasiado poco? o demasiado mucho???

  4. emiliana

    3 mayo, 2012 a 05:27

    hola, tengo una consulta; mi beba tiene 7 meses y su pediatra a los 6 meses me indico q empiece a comer, el tema es q la nena ni bien ve la comida sea cual sea (papilla, polenta con queso, manzana ,etc) pone fea cara y me cierra la boca. cuando logro q prueve le dan arcadas y despues no quiere. hace un mes q me hace lo mismo aunque intento todos los dias. algun dia le gustara? ella solo toma mamadera. espero respuesta o palabras de aliento jaja muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…