Cólico del lactante. Mi bebé no para de llorar

Autor

Categorias

Compartir

¿Vuestro bebé sufre ataques de llanto que aparecen a última hora de la tarde y no se calma? Seguramente os sentiréis desesperados, pues estas sesiones pueden durar hasta tes horas. Lo peor es no saber con seguridad qué le duele o qué le está sucediendo. Puede tratarse de un cólico de lactante. Aparecen sobre la tercera semana y pueden sucederse hasta los tres meses.

Cólico del lactante. Mi bebé no para de llorar

Síntomas

  • El niño cierra los puños con fuerza y encoge las piernecitas. Generalmente las causas son desconocidas, aunque las más frecuentes se deben a cólicos provocados por gases cuando penetra aire con el biberón.
  • Puede tener la tripa hinchada, o mantener una postura torcida o incómoda que no permita la buena circulación de aire.

 

Recomendaciones

  • Lo mejor es utilizar un modelo de biberón con una tetina anticólicos, porque ayuda a minimizar la cantidad de aire que traga el niño al comer.
  • Hay que vigilar que mame demasiado rápido, o que ingiera más leche de la debida porque la tetina es demasiado grande.
  • Hay que provocarle el eructo varias veces durante una mismta toma, no sólo al final
  • Otra opción consiste en colocar al bebé boca abajo, ya sea sobre el regazo o en la cunita, al mismo tiempo que se hace un suave masaje en la espalda.
  • No le acuestes nada más terminar de comer.

 

Tratamiento

El pediatra puede aconsejarnos el mejor remedio. Suele consistir en un tratamiento a base de suaves infusiones digestivas, como manzanilla o semillas de hinojo.

Lo mejor es consultar siempre al especialista, sobre todo si el niño tiene fiebre.

Compartir