Un estudio de investigadores de Alemania ha sido capaz de descubrir que niños pequeños, de 3 meses de edad alguno de ellos, serían capaces de detectar dependencias complejas entre sílabas para aprenderlas de forma espontánea. Esta capacidad sería mayor en los bebés que en adultos, por la habilidad de los bebés para adquirir el lenguaje.

Los resultados han sido publicados en la revista PNAS y ofrecen indicios sobre la efectividad de discriminación de tonos en las primeras etapas del desarrollo del lenguaje en los bebés, siendo incluso estas capacidades lingüísticas mayores que las de los adultos. Y este es un gran descubrimiento en torno a esto.

Para ello se han tenido que estudiar mecanismos cognitivos de aprendizaje lingüístico en bebés para conocer su velocidad y facilidad de aprender aspectos claves del lenguaje. Los bebés habían tenido que escuchar secuencias de sílabas durante 20 minutos mientras se medían sus respuestas encefálicas por medio de electroencefalografía. Los bebés eran capaces también de descubrir infracciones de las reglas. En caso de elevación de tono de alguna de las sílabas, los bebés con cerebros que reaccionaban a los cambios de tono de forma más madura reconocían las dependencias entre sílabas.

Un bebé de tres años supera a los adultos en el momento de extraer reglas complejas del lenguaje hablado. Por tanto, los niños sí tienen una buena capacidad para aprender en lenguaje con rapidez, pese a su pequeña edad. Esto nos quita de muchas falsas ideas, especialmente aquellas que tienen que ver con unas mayores capacidades de los adultos en este aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…