Inicio Embarazo Beber poco alcohol durante el embarazo también puede afectar el CI del niño

Beber poco alcohol durante el embarazo también puede afectar el CI del niño

0
16

Las mujeres que beben incluso cantidades moderadas de alcohol durante el embarazo ponen en riesgo de disminución de los niveles secundarios de inteligencia al niño, según un estudio realizado por científicos británicos.

 

El asesoramiento a las mujeres embarazadas sobre la bebida es contradictorio, con algunas pautas que recomiendan no consumir alcohol en absoluto y otras que sugieren que un trago de vez en cuando es seguro.

 

Sin embargo, en un estudio se describió como “sumamente importante” que las futuras madres tomen precauciones ante la ingesta de alcohol. Los investigadores mediante el análisis genético de más de 4 mil madres y niños encontró que beber entre una y seis unidades de alcohol por semana durante el embarazo puede conducir a una menor coeficiente intelectual (CI) cuando el niño tenga ocho años.

 

“Incluso en los niveles de consumo de alcohol que normalmente se consideran inofensivos, podemos detectar diferencias en el CI infantil que dependen de la capacidad del feto para borrar este alcohol”, dijo Sarah Lewis, de la Universidad de Bristol, quien dirigió el estudio. “Esto es evidencia de que incluso en estos niveles moderados, el alcohol está influyendo en el desarrollo del cerebro fetal.”

 

Este estudio usó datos genéticos de mujeres y niños que formaban parte de otro estudio llamado Children of the 90s.

Beber poco alcohol durante el embarazo también puede afectar el CI del niño

Dado que las variaciones genéticas individuales que la gente tiene en su ADN no están conectadas a factores de estilo de vida y sociales, este tipo de estudio evita las posibles complicaciones.

 

La mayoría de estudios previos han utilizado pruebas de observación, pero los expertos dicen que esto puede ser engañoso, ya que, por ejemplo, las madres que beben con moderación durante el embarazo suelen ser también una buena educación, tienen una dieta buena y es improbable que fumen, todos los factores vinculados a un mayor coeficiente intelectual en niños y que podría enmascarar cualquier efecto negativo del alcohol.

 

Un estudio publicado anteriormente en Estados Unidos encontró que entre los adultos mayores, las mujeres educadas tienen más probabilidades de beber durante el embarazo.

 

Para este estudio se utilizó una nueva técnica de analizar las variantes genéticas que modifican los efectos de los niveles de exposición al alcohol. Cuando una persona bebe alcohol, el etanol se convierte en acetaldehído por un grupo de enzimas, según explicaron los investigadores.

 

Las variaciones en los genes que codifican estas enzimas dan lugar a diferencias en la capacidad de una persona para metabolizar el etanol, por lo que en una metabolización lenta, los niveles de alcohol pueden ser más altos durante más tiempo que en los metabolización rápida. Los científicos creen que el metabolismo del etanol rápido protege contra el desarrollo anormal del cerebro, ya que menos alcohol pasa al feto.

 

A las madres se les pidió que registraran su consumo de alcohol en diferentes etapas durante el embarazo y una bebida se especifica como una unidad de alcohol.

 

Los resultados mostraron que las cuatro variantes genéticas en genes que metabolizan el alcohol entre los 4167 niños se relacionaron fuertemente con un menor coeficiente intelectual a la edad de ocho años. El CI del niño era en promedio casi dos puntos menos por variación genética que tenían.

 

El efecto se observó sólo en los hijos de mujeres que eran bebedores moderados y no hubo ningún efecto evidente en niños de madres que se abstuvieron durante el embarazo. Esto sugiere fuertemente que era la exposición al alcohol en el útero la que dio lugar a la diferencia en el coeficiente intelectual infantil, dijeron los investigadores.

 

“Este es un estudio complejo, pero el mensaje es simple: incluso cantidades moderadas de alcohol durante el embarazo puede tener un efecto sobre la inteligencia infantil en el futuro.” dijo Ron Gray, de la Universidad de Oxford, quien formó parte del equipo de Lewis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Roncar en el embarazo se relaciona con presión arterial alta

Un estudio acaba de indicar que las mujeres que empiezan a roncar en el embarazo son las q…