El pediatra recomienda siempre introducir nuevos alimentos en pequeñas cantidades y espaciado en varios días unos de otros. Esto no tiene otra explicación que la de comprobar si el bebé presenta alguna reacción alérgica a alguno de ellos o si presentan algún tipo de intolerancia al mismo.

Algunos alimentos pueden resultar  indigestos, como suele suceder con el queso, o provocar excesivas flatulencias, como las coles, legumbres, etc.

Es importantísimo que tengas precaución en la introducción de determinados alimentos, sobre todo si algún familiar presenta o ha presentado reacciones alérgicas en algún momento de su vida.

Algunos alimentos es conveniente no introducirlo en la dieta anterior al primer año de edad por resultar altamente alergénico. Entre ellos encontramos.

 

  • Fresas
  • Cacao
  • Leche de vaca
  • Clara de huevo.
  • Pescado azul
  • Moluscos
  • Tomates
  • Frutos secos
  • Guisantes
  • Gluten

 

¿Cómo reconocer una reacción alérgica?

 

Los síntomas de una reacción alérgica son  vómitos, diarrea, sarpullido, inflamación, dolor abdominal, tos, irritabilidad, gas excesivo, ronchas, falta de aliento, inflamación del estómago y dificultad para respirar.

Estos síntomas, suelen aparecer a las 2-3 horas después de haber comido, y será necesaria una llamada a urgencias si crees que tu hijo está teniendo una reacción alérgica, puesto que podría desencadenarse un proceso de carácter grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Se precisan mayores requerimientos nutricionales durante la lactancia

La desnutrición materna afecta significativamente al volumen de leche y a su composición e…