Inicio Varios Embarazo y diabetes

Embarazo y diabetes

0
1

Las alteraciones del metabolismo de los hidratos de carbono durante la gestación en la madre diabética aumentan la frecuencia de mortinatos, muerte neonatal, lactantes anormalmente grandes y malformaciones congénitas. El riesgo de malformaciones congénitas en los hijos de mujeres diabéticas es tres o cuatro veces mayor que en la descendencia de mujeres no diabéticas, y se ha comunicado hasta un 80% cuando la enfermedad de la madre es de larga data.

No se conocen con exactitud los factores responsables de estas anormalidades, aun cuando algunas pruebas indican cierto papel de la alteración de los niveles de glucosa y que la insulina no es teratógena, es decir, que pueda causar una anomalía en el desarrollo del feto. En este sentido parece existir una relación importante entre la gravedad y la duración de la enfermedad de la madre y la frecuencia de malformaciones en el hijo. Asimismo, el control estricto del metabolismo materno con insulinoterapia intensiva desde antes de la concepción reduce la tasa de anomalías congénitas. No obstante, este tratamiento aumenta la frecuencia y la gravedad de los episodios hipoglucémicos.

Numerosos estudios demostraron que durante las etapas de gastrulación y neurulación, los embriones mamíferos dependen de la glucosa como fuente de energía, de modo que estos episodios de hipoglucemia, aunque sean breves, son teratógenos. Por ello se recomienda prudencia en el tratamiento de la mujer diabética embarazada.

En el caso de diabetes no insulinodependientes se puede emplear agentes hipoglucemiantes orales. Entre ellos se encuentran las sulfonilureas y las biguanidas, que han sido consideradas teratógenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ver tambien

Roncar en el embarazo se relaciona con presión arterial alta

Un estudio acaba de indicar que las mujeres que empiezan a roncar en el embarazo son las q…