Anemia gestacional

    



Si hay una enfermedad frecuente durante el embarazo, esa es la anemia.

La mayoría de las embarazadas sufren esta enfermedad durante la gestación. Es por ello, que se llevan a cabo estudios periódicos para descartar  y medicar con los suplementos específicos en el caso de precisarlo.

La anemia gestacional consiste básicamente en la presencia de un bajo nivel de hemoglobina en sangre debido al incremento del 50% de volumen sanguíneo, que requiere la situación de embarazo para satisfacer las demandas de alimento y oxígeno del bebé. Cuando la disminución  de la concentración de hemoglobina en sangre es menor de los 11g/dl, se diagnostica la presencia de anemia, que requiere ser corregida.

Durante el embarazo podemos diferenciar dos tipos de anemia: La ferropénica (por falta de hierro) o la megaloblástica (por falta de ácido fólico). La primera de ellas es más común, y suele producirse por las necesidades de hierro diario tanto del feto como de la madre. La megaloblástica suele producirse por la falta de ácido fólico que es el estimulador de la hemoglobina. Por este motivo, se recomienda a las embarazadas el consumo de ácido fólico. Incluso, si se pretende quedarse embarazada, es recomendable consumir ácido fólico tres meses antes de la concepción,  para reducir la aparición de  posibles malformaciones y deficiencias cerebrales.

 

Además de los suplementos recomendados por el médico podemos aumentar el consumo de hierro en la dieta, con alimentos tales como: carne de vacuno, mariscos, carne de cerdo, almendras, sardinas y verduras de hoja verde.

Tags:

Deja un comentario

Su email no sera publicado. Es obligatorio indicar nombre y email *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>